Comprar farmacia con alquiler y opción de comprar del local

¿Sabías que existe la opción de comprar farmacia con alquiler y opción de comprar del local? Esta es una alternativa idónea para aquellas personas que no tienen suficiente líquido de entrada como para comprar la oficina de forma inmediata.

Muchas veces, una compra de farmacia se queda a medias, precisamente, por esta falta de liquidez. Y, por tanto, ante esta situación lo mejor es optar por comprar farmacia con alquiler y opción a compra.

En Arras Farma te contamos en qué consiste este tipo de transacción para que tengas más información al respecto.

¿Cómo se puede comprar farmacia con alquiler y opción de comprar del local?

Es posible comprar una farmacia sin dinero. Aunque parezca imposible, no lo es. La posibilidad de alquilar con opción a compra, a día de hoy, sigue estando vigente en el entorno farmacéutico debido a que muchas personas interesadas en comprar, no pueden hacerlo por falta de liquidez.

Conseguir una licencia de farmacia es algo muy costoso y, por eso, existen alternativas más económicas y asequibles que permiten a los interesados poder adquirir una farmacia de forma más sencilla.

Este tipo de operación se gestiona de la siguiente manera:

  1. En un primer momento, se paga el negocio de farmacia
  2. En segundo lugar, se alquila el local con la opción a compra para que no se tenga que abonar todo el importe desde el principio
EN ARRAS FARMA TAMBIÉN HABLAMOS DE:
Qué es una transmisión cruzada de farmacias

Esta es una transacción igualmente interesante para el comprador como para el vendedor. ¿Por qué? Porque el vendedor quiere vender y el comprador comprar pero no cuenta con el dinero en este momento. Por tanto, con este tipo de contrato, las dos partes salen beneficiadas.

Cómo es un contrato de compra farmacia con alquiler y opción a compra

Se trata de un contrato que está configurado por 2 contratos en su interior. Son estos.

  • Contrato de alquiler
  • Contrato de compraventa

En este segundo contrato se deben indicar factores como el plazo determinado, el precio acordado, las condiciones de la transacción, etcétera. Cuando llegue el momento estipulado, el arrendatario podrá decidir si quiere quedarse con la oficina.

En caso de que sea afirmativa la respuesta, entonces se le amortizará la renta que ya haya pagado (siempre y cuando esto se haya pactado de forma previa). También se deberá dejar claro quién deberá pagar la plusvalía del local de farmacia.

Algunas de las características de este tipo de contrato son las siguientes:

  • Contrato unilateral: el propietario está en la obligación de vender si el arrendatario decide quedarse con el local
  • El arrendatario deberá aportar una cantidad inicial para poder llevar a cabo este tipo de contrato
  • El arrendatario tiene la posibilidad de NO comprar el local si, finalmente, decide que no le interesa
EN ARRAS FARMA TAMBIÉN HABLAMOS DE:
¿Qué se tiene en cuenta en las tasaciones en farmacia?

Se trata de una operativa interesante, sobre todo, en la situación económica actual. Muchas personas quieren vender y otras muchas comprar pero las entidades bancarias no otorgan tantos créditos como antes y, por tanto, hay una gran falta de liquidez. Este tipo de contrato es ideal para estas circunstancias.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *