Métodos para financiar la adquisición de una farmacia

Es muy probable que si quieres comprar una farmacia te estés planteando qué métodos de financiación existen para poder llevar a cabo esta transacción.

En Arras Farma somos especialistas en la compra venta de farmacias y, por este motivo, a continuación vamos a descubrirte los diferentes métodos para financiar la aquisición de una farmacia que existen en la actualidad y que pueden ayudarte a que hagas realidad tu sueño.

Cómo financiar la adquisición de una farmacia – Consejos importantes

Es habitual que si se quiere adquirir una farmacia se tenga que acudir a un método de financiación externo ya que, habitualmente, no se tiene el líquido necesario para levar a cabo dicha operación.

Tienes que saber que, en el caso de que quieras acudir a un banco, estos te pedirán una serie de garantías para poder solicitar un préstamo ya que la compra de una farmacia suele ser más costosa que la de un inmueble como un piso o vivienda. Por tanto, los bancos tienen que tener una cierta garantía antes de arriesgarse a prestar dinero a un negocio que puede que no sea rentable.

Es habitual que el banco te pida algún tipo de garantía inmobiliario como puede ser la casa, el local o cualquier propiedad que tenga la persona que solicita el préstamo. También tendrán en cuenta si el solicitante tiene algún depósito o acciones para, así, tener más seguridad a la hora de financiarte la adquisición de la farmacia, ya que de esta forma se garantiza el cobro de la deuda en el caso de que el negocio no salga del todo bien.

Tienes que saber que, desde hace unos años, no es necesario que avales la adquisición de la farmacia con tu propio domicilio sino que existe la posibilidad de que pongas la misma farmacia como aval, de esta forma, si el negocio no va bien, podrás responder con el pago de la deuda entregando la farmacia.

 

Qué se necesita para financiar una farmacia

Básicamente, necesitarás tres cosas que, sin ellas, será bastante complicado que un banco te dé la financiación que requieres:

  1. Aportación personal: es decir, que tengas dinero líquido para invertir en la compra de la farmacia pues, si no dispones de nada de dinero, es bastante improbable que te concedan el préstamo. Nunca te concederán el 100% del valor de la farmacia, siempre será un importe inferior (aproximadamente el 70%).
  2. Crédito mobiliario: este será el crédito que concederá el banco para que puedas acerque cargo de los bienes muebles que habrá en la farmacia (tales como los muebles, la tecnología, los dispensarios, etcétera).
  3. Crédito inmobiliario: es el dinero que concede el banco para poder comprar la farmacia, es decir, la oficina o local en sí donde desarrollaremos nuestra actividad laboral.

 

 

Las cuentas de participación, una buena financiación para tu farmacia

Tienes que saber que existe un tipo de contrato que se conoce como “cuentas de participación” y que puede ser otra buena opción para poder financiar la adquirir de la farmacia. Se trata de un tipo de colaboración que se lleva a cabo entre personas físicas y jurídicas en la que se crea una cuenta donde se aporta una cantidad de dinero para poder realizar la actividad.

Este dinero es invertido por una persona o entidad ajena al negocio y, por tanto, permite que el gestor en propiedad pueda ser el director exclusivo. Este tipo de financiación debe pactarse de forma muy minuciosa para que ambas partes salgan beneficiadas del acuerdo.

Así pues, las cuentas de participación son un tipo de contrato bilateral. En el caso de que se necesitaran más inversores, se deberían hacer nuevos contratos de este tipo para establecer la relación bilateral que se especifica.

Se trata de un contrato privado que, como tal, incluye que los participantes cumplan una serie de derechos y obligaciones que determinen sus relaciones tanto comerciales como de cara a la relación con terceros. Está formado por dos miembros:

  • El partícipe: es el que invierte el dinero en la farmacia y el que se mantiene al margen de la gestión de la farmacia ya que esto tan solo podrá hacerlo el gestor.
  • El gestor: es el director de la farmacia, el que recibe el dinero y el que se compromete a gestionar el negocio de forma operativa.

El partícipe tiene el derecho de recibir los beneficios que se consigan con la gestión de la farmacia, unos resultados que deberán ser explicados de forma detallada por el gestor. Por tanto, el gestor es el que se encarga de llevar todo el negocio farmacéutico, de gestionar y operar de forma independiente sin ningún tipo de intervención del partícipe que, exclusivamente, aporta una cantidad líquida de dinero y se lleva una parte del beneficio.

Estos son los principales métodos de financiación para adquirir una farmacia, sin embargo, existen más opciones menos conocidas pero que igualmente pueden servirte. Si necesitas más ayuda al respecto, puedes contactar con Arras Farma ya que somos una asesoría especializada en este sector y te ayudaremos a resolver todas tus dudas.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *